Visitas

viernes, 13 de diciembre de 2013

Maqveta del Templo Sagrado Kañari de Llaber




Maqueta de la posible apariencia del templo Kañari propuesto por el P. José María Vargas, ubicado en el Cerro Llaver o Llaber, ubicado a pocos kilómetros del centro del cantón Chordeleg...

Llaber, es uno de los sitios arqueológicos pertenecientes a la cultura Kañari, más importante en toda la región austral, se encuentra situado en un cerro del mismo nombre, apenas a medio kilómetro desde la plaza central de Chordeleg.

Montículos con andenes y muros de piedras planas, con estilo semejante a las fortalezas de Cangahua, la mayor parte de los vestigios están constituidos por una serie de muros de hasta 7 m. de altura que rodean el cerro dando la forma de un caracol. 

Por su ubicación estratégica, hallazgos y geografía fue un lugar ceremonial y sagrado para los Kañaris.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Templo Kañari de Altura - Curitambo - Cojitambo



Las estructuras de Cojitambo son de construcción sólida a base de bloques canteados de roca andesita, colocados unos sobre otros formando hileras naturales, unidas con argamasa de tierra negra y relleno de mampostería.

Todos estos conjuntos, que se complementan con otras evidencias de carácter militar y religioso, se articulan con el camino del Inca que pasa por la base del cerro, y que en la época aborigen comunicaban a la antigua Tomebamba con el señorío cañari de Peleusí.

Debido a la extensión del sitio y a la complejidad de sus construcciones se estratificó el mismo atendiendo a su actual distribución espacial y algunos rasgos que diferencian los sectores entre sí, se pudieron identificar varios conjuntos arquitectónicos.

• El conjunto I, es una gran plaza con usnu central en forma de “U” con esquinas redondas abiertas hacia el este. Los muros que lo conforman son de 1.80 metros de alto por 1.53 metros de espesor, en el interior existe un pozo de agua de forma circular revestido de piedra que mide 2.20 metros de alto por
1.80 metros de diámetro.



El pozo tienen una pequeña escalinata de tres peldaños para descender y el usno una entrada diagonal de 3.35 metros de ancho que se comunica con el camino de acceso.



El conjunto II, localizado al este de la plaza, presenta una amplia terraza habitacional, con muro de contención, y dos andenes con muros de contención, y dos andenes con muros de contención en la parte baja. Esta flanqueada por dos basamentos de vivienda de forma semieliptica, de 10.50 metros de largo por 4.80 metros de ancho y 9.95 metros de largo por 3.15 metros de ancho respectivamente.



El conjunto III, incluye una estructura rectangular de dos ambientes, 6 andenes con muros de contención, 5 basamentos de vivienda, 4 escalinatas y espacio delimitado por un muro curvo que cubre una superficie aproximada de 682.5 metros cuadrados, al sureste de la plaza.



La estructura rectangular es de pirca y mortero de barro, y está apoyada sobre una gran terraza construida artificialmente sobre la roca matriz del cerro, El recinto más grande relativamente bien conservado mide 6.30 metros de largo por 4.50 metros de ancho, y las paredes 2.20 metros de alto por 0.84 de espesor. El segundo recinto más pequeño y menos conservado mide 3.35 metros de largo por 4.50 metros de ancho y las paredes de 0.64 metros de espesor, solo presentan varias hileras de piedra en sus tres lados y un vano de puerta de 0.90 metros de ancho en la pared norte.



Todos estos conjuntos, que se complementan con otras evidencias de carácter militar y religioso, se articulan con el camino del Inca que pasa por la base del cerro, y que en la época aborigen comunicaban a la antigua Tomebamba con el señorío cañari de Peleusí.

Templo Kañari de Altvra - Paredones Molletvro



Nuestro punto de encuentro y de interés en este reportaje, son las ruinas de Paredones de Molleturo, que posiblemente fue un centro administrativo, religioso y militar, un asentamiento Kañari que forma parte de una cadena de emplazamientos de altura, localizados en la cordillera occidental, desde la provincia del Cañar hacia el sur y más específicamente entre el Azuay, El Oro y el norte de la provincia de Loja. El acceso directo a estos lugares nos permite ver la región costera, estas ruinas forman parte de los nudos, que de los Andes fue posiblemente un importante santuario de altura (3668 msnm).


La construcción de estos enormes bloques es sólida a base de cantos rodados y bloques canteados y tallados en roca andesita al puro estilo inca clásico, que están sobre otros, formando hileras paralelas unidas con argamasa de arcilla amarilla, propia del lugar. Las paredes tienen 2.40 m de alto y 0,80 m de ancho, a este tipo de construcción se le denomina “pirca”.


De otra parte, hay que anotar que este complejo arqueológico se encuentra a 6 km al noroeste del pueblo de Molleturo, en la vía Cuenca-Naranjal, integra un área de 101 hectáreas y un complejo de ruinas: viviendas, templos, torres, plazas, pirámides, caminos empedrados, canales de riego, basamentos de viviendas y altares. Pero además, aproximadamente a dos kilómetros hacia el norte aparece el punto dominante constituido por una cima de algo más de 400 msnm, llamado “El Mirador”o “Complejo F”, desde donde se visualiza un extenso paisaje, con un variado escenario geográfico que incluye algunas de las provincias de la sierra y cuando los días son claros y despejados existe la posibilidad de observar la costa y el Chimborazo. Un punto que permite juntar dos regiones hermosas y opuestas del Ecuador, sierra y costa.

sábado, 7 de diciembre de 2013

Vestigios de San Fernando - Laguna de Busa





San Fernando es un hermoso sitio arqueológico, de belleza natural y con una extensa estructura arquitectónica a sus alrededores. Está ubicado a dos kilómetros de la cabecera cantonal del cantón San Fernando, y a una altitud de 2.765 m.s.n.m., donde se encuentra la Laguna de Busa.

La laguna cubre un área aproximada de 12 hectáreas, está ubicada a los pies del majestuoso cerro San Pablo y se halla rodeada de una rica vegetación y un sin número de piedras y rocas.



En Busa toma lugar el mito de origen de la Confederación Cañari y varias leyendas sobre su aparición y tesoros escondidos dentro de sus aguas.

Según el mito, la serpiente que dio origen a los cañaris, después de procrear a su pueblo se sumergió en una laguna, la misma que ha sido ubicada en diferentes lugares del antiguo territorio cañari. Culebrillas en Cañar, Ayllón en Sígsig, Guabizhún en Déleg y Busa en San Fernando han sido identificadas como la laguna sagrada; pues los antiguos pueblos solían relacionar a la laguna de su jurisdicción como el lugar del mito. El encanto natural de Busa, convirtió a esta laguna en uno de los sitios sagrados para los cañaris.

Las leyendas cuentan que en las profundidades de la laguna se encuentran grandes tesoros en oro, plata y objetos valiosos hechos de la concha Spondylus.



Los muros de piedra se ajustan a las formas del terreno, ascienden desde el pie del cerro y alrededores de laguna, hasta las faldas del mismo. Su extensión no está determinada, incluso a kilómetros de Busa, antes de llegar a Girón, todavía se pueden observar partes de la construcción y restos de los montículos de piedra. Estos muros, en muchos casos, han servido para delimitar los sitios y propiedades de los pobladores del sector.




En las laderas del cerro San Pablo también se pueden encontrar cuevas de diferentes tamaños, hechas de rocas, que con el paso de los años se han cubierto de musgo y hojas de los árboles. Los moradores del sector han hallado varios materiales de piedra y cerámica; vasijas, hachas, morteros, que por su forma y antigüedad se las relaciona con las culturas aborígenes que habitaron el lugar, como cañaris e incas.

domingo, 1 de diciembre de 2013

MARAS - Observatorio Astronómico Cañari


El desarrollo de la vida del hombre ha estado marcado por la astronomía. Hoy damos por sentado el conocimiento de fechas, orientaciones, estaciones, etc., pero en los primeros estados de desarrollo del hombre, el establecimiento de estos sistemas de coordenadas temporales y espaciales tuvo el poder de mejorar radicalmente la calidad de vida y permitió el surgimiento de todas las civilizaciones a través de la historia. Y es así que los Cañaris primeros pobladores del Austro Ecuatoriano, poseían conocimientos sobre astronomía, aunque este tema esté ligado en la actualidad con una gran capacidad tecnológica. Parecería imposible pensar que miles de años atrás seres humanos “primitivos” manejaran conocimientos sofisticados acerca del cielo y de la tierra, pero las modernas investigaciones en arqueología, arqueo astronomía, arquitectura, física del plasma y otras disciplinas, indican que probablemente lo hacían.
En épocas remotas suponemos que debió existir una co-relación entre el paisaje y los astros, por lo que se debieron elegir lugares altos, las cimas de las montañas para realizar sus observaciones,  podemos pensar que a través de este sistema se llegó a obtener conocimientos científicos de los astros, surgiendo elementos simbólicos y rasgos culturales que le otorgaron a esta un sentido sublime y sagrado para las culturas primitivas.

Maras y gran parte de las montañas circundantes al centro cantonal de Paute, poseen vestigios líticos de construcciones prehistóricas que aún sobreviven a la destrucción inclemente del tiempo, la erosión y el hombre. Según el diccionario “El Quechua y El Cañari “ del Dr. Octavio Cordero Palacios, Maras significa cerro de piedra. Esta definición la toma de Fray Mor. De Pereira de las Relaciones Geográficas de Indias, Tomo III, pag. 168 en donde dice textualmente: “Los cerros que cercan el dicho pueblo (de San Luis de Paute) es la cordillera general que va hasta Chile; el que está hacia donde nace el sol, se llama Maras, que quiere decir cerro de piedra”.


Piedras en posición apuntando al horizonte

Y en realidad al observar este cerro está cercado con abundantes piedras, pero algunas de ellas llaman la atención sobre todo en su posición, en este lugar que es denominado el mirador de Paute, ha intrigado a los investigadores desde el siglo anterior la forma de estos vestigios líticos, sin saber hasta la actualidad la importancia que tienen estas formaciones de piedras que reposan en este cerro.
En la edición anterior dimos a conocer algunas formaciones en las faldas de los cerros Alcacana, Curicaca y otros en el sector de Uzhupud, quedando asombrados de la cantidad de monumentos líticos que se están perdiendo debido al avance de la urbanización y al quemeimportismo de las autoridades locales y culturales de la región.
Los vestigios de antiguos sitios de observación astronómica resultan fascinantes, pues nos revelan una intrincada estructura de relaciones espaciales a escalas gigantescas. El hombre antiguo habría necesitado buscar elementos que le permitan organizar y comprender tiempo y espacio, por lo cual debió producir herramientas para hacerlo.
“Siendo como es el movimiento de los cielos cosa tan admirable, notoria y manifiesta a todas las gentes, no hay ninguna tan bárbara y ruda que, siquiera cuando levanta los ojos en alto, no repare en él y con algún cuidado y admiración observe y note su continuo y uniforme curso”. (Cobo, Bernabé. 1653).

1.- Piedra Astronómica de Illapel ubicada en Chile y utilizada por el pueblo prehistórico Molle.
La observación de la naturaleza, particularmente del cielo, le habría entregado a este pueblo ancestral claves que le ayudarían a conocer de mejor manera los mecanismos que hacen funcionar el mundo. Los astros permitirían generar referentes para la orientación espacial, y junto con el estudio del desplazamiento aparente de estos, gradualmente se comenzaron a reconocer eventos cíclicos en distintas escalas, como los días y las estaciones del año, las cuales pudieron ser anticipadas con la finalidad de mejorar sus cosechas, determinar el tiempo de siembra, etc.

2.- Piedra Astronómica de Maras ubicada en Paute – Ecuador y utilizada por el pueblo prehistórico Cañarí.
Similitud o Coincidencia.

Debemos estar conscientes que al carecer de otros medios de representación y registro, la geografía circundante, las piedras y conjuntos líticos debieron transformarse en referentes de eventos particulares. A través de estos elementos relevantes en el paisaje, principalmente los cerros circundantes, sumados a sitios de observación adecuados, sería posible de manera precisa predecir la ocurrencia de eventos puntuales, como salidas y puestas de sol en solsticios y equinoccios, o saber cuánto tiempo faltaba para estos. Así, y de manera paulatina, el paisaje comienza a actuar como plataforma para la observación astronómica de estos pueblos primigenios. Al ser Maras uno de estos sitios de observación de los astros utilizados por este pueblo prehistórico como lo fueron los Cañaris, debemos solicitar a las autoridades locales su preservación y estudio, un parque arqueológico es lo que le hace falta a Paute, un circuito que recorra este bello mirador, en donde se preserven y no se destruyan estos impresionantes monumentos líticos, con la implantación de un observatorio que podría representar el futuro turístico cultural y alternativo de Paute.

jueves, 31 de octubre de 2013

Recvperemos la Corona

Es hora de reclamar nvestra Herencia y rescatar nvestra verdadera cvltvra apoyanos enviando esta carta para de esta manera repatriar La Corona Kañari.

A Su Majestad la Reina
Esta es una carta abierta para Su Majestad La Reina de Inglaterra, Isabel II, si usted está de acuerdo con nuestros esfuerzos puede enviar una copia de esta carta a la Reina o hacerlo de forma electrónica en la parte inferior.
 
Su Majestad La Reina
Palacio de Buckingham
Londres SW 1A 1AA
Gran Bretaña.


Su Majestad,
 
Aproximadamente hace un año se celebró el jubileo por su reinado en Gran Bretaña y como parte de las múltiples celebraciones, hubo una muy particular; la exhibición de obras de arte y regalos del Royal Collection que le pertenecen a la corona Británica.

Con admiración y mucha sorpresa, nosotros los habitantes de Chordeleg y de todo el Ecuador, conocimos la existencia de una Corona de Oro originaria de nuestra ciudad (Chordeleg) que fue encontrada en una excavación arqueológica, y esta extraordinaria corona de oro, fue presentada a la Reina Victoria en 1862 por parte del entonces presidente del Ecuador; Gabriel García Moreno.
 
Quizás para Su Majestad, es una pieza más de arte invaluable dentro de su colección, en cambio para nosotros significa una prueba de mucho valor cultural, social, arqueológico y sobre todo, una clara muestra de nuestra identidad y origen Cañari. Por tal motivo, Su Majestad; nosotros, los ciudadanos de Chordeleg, el pueblo del Ecuador, consideramos que esa corona de oro nos pertenece y solicitamos su devolución.

Su Majestad, con la devolución de nuestra corona, usted estaría demostrando al mundo su gran calidad humana y su desprendimiento material, un acto real digno de una reina y además contribuiría al crecimiento de nuestra ciudad y al redescubriendo de nuestra identidad y por tales razones estaríamos infinitamente agradecidos, sería un acto histórico que uniría a nuestros pueblos.

Su majestad, conocemos de las múltiples obligaciones Reales y de Estado que usted atiende, por lo que estaremos gustosos de trabajar con el representante que usted designe para llevar a feliz término esta devolución, nos encantaría poder conocerla y mostrarle en detalle las obras de arte en orfebrería que actualmente realizan nuestros artesanos, si su agenda así lo permite.

Su Majestad, reiteramos nuestra más alta consideración y estima de parte de todo el pueblo Chordelence, ecuatoriano, y anticipamos nuestro sincero agradecimiento.
De nuestras consideraciones,

William Murillo
Promotor de esta iniciativa ciudadana.
Además firman los ciudadanos de Chordeleg y del Ecuador y de otros países que apoyan esta iniciativa.

Yo, y ciudadano de me sumo a esta propuesta y apoyo esta iniciativa y solicito a Su Majestad La Reina la devolución de la corona de oro al pueblo de Chordeleg.

http://www.recuperemoslacorona.com/su_majestad_la_reina.php